A un contratista del Estado le robaron su identidad y con ella cometieron un delito a finales del año 2015, por esta razón no pude realizar más trabajos por que aparecía con una condena de 42 años de prisión.

A través del Proyecto Inocencia de la UMB, un grupo de abogados logró que se le restablecieran sus derechos.

 

VIGILADA MINEDUCACIÓN